Las averías nunca llegan en buen momento. No es algo de nuestro agrado tener nuestro vehículo estropeado. La llamada a las grúas en estos casos es imprescindible para transportarlo desde el lugar donde esté hasta el lugar de destino que quiera el dueño. Las grúas para coches en Tenerife pueden ser por varios motivos entre las que se encuentran la avería o accidente (la más común), retirada de un vehículo mal estacionado y cuando el conductor queda impedido de sus funciones de conducción (alcohol, drogas, fatiga, etc.).

Entre todos los tipos de grúas para coches en Tenerife podemos destacar varios tipos:

  • Grúas horquilla. Cumplen la función de trasladar, coger o mover cargas sin ningún esfuerzo manual. Están formadas por un mástil vertical y dos barras paralelas planas que se sitúan debajo del coche en cuestión para proceder a su movimiento. Son poco comunes en vehículos, ya que su uso se centra más en cargas de almacén donde las barras se colocan por debajo de los palés.
  • Grúas plato. Son las utilizadas para remolcar vehículos muy pesados, en concreto, en torno a los 2500 kilos. Este tipo incluye un tipo de anclaje que sirve para agarrar los distintos vehículos y unas ruedas de auxilio para facilitar el ingreso de la carga en la grúa.
  • Grúas percha. Tienen una característica especial. Los vehículos son pesados y la forma de subirlos a la grúa es a través del enganche de sus neumáticos sin producir daños. Se utilizan para aquellos que sufren problemas en la parte delantera y no pueden rodar. 
  • Grúas camilla. Se trata de vehículos que soportan gran peso. Su funcionamiento se reduce a una plataforma de acero donde se sitúa el vehículo en cuestión. Cuentan con cables y rodillos para favorecer su ascenso en la grúa.

Si necesitas de estos medios de transporte, en Grúas Juanele contamos con una amplia flota para satisfacer todas las necesidades que puedan surgir en cuanto al transporte de vehículos.